Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a Telenoche. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE
Democracia Directa

Plebiscitos en Uruguay: ¿Qué son y cómo se llevan adelante?

Uruguay es uno de los países con una larga y rica tradición en el uso de los institutos de democracia directa, como el plebiscito.

12 de abril de 2024 - 07:30

Uruguay es uno de los países con una extensa tradición democrática y que incorpora en su legislación la posibilidad de implementar institutos de democracia directa, como plebiscitos y el referéndums.

En este artículo, exploraremos el concepto de plebiscito en Uruguay, su normativa y el proceso para llevarlos adelante.

¿Qué son los plebiscitos? ¿Son lo mismo que un referéndum?

Se trata de una forma de consulta popular que permite a la ciudadanía aprobar o rechazar un régimen constitucional propuesto. La iniciativa puede emanar del propio sistema político, así como de los ciudadanos.

A pesar de qué suele presentarse como algo similar, y tienden a ser tomados como sinónimos, el plebiscito busca reformar la Constitución y el Referéndum se aboca a ratificar o rechazar una Ley.

Normativa regulatoria

La normativa que regula los plebiscitos en Uruguay se encuentra en la Constitución de la República, específicamente en el Artículo 331.

Este artículo establece que la Constitución podrá ser reformada, total o parcialmente, conforme a los siguientes procedimientos:

Por iniciativa del 10% de los ciudadanos inscriptos en el Registro Cívico Nacional, presentando un proyecto articulado que se elevará al Presidente de la Asamblea General, debiendo ser sometido a la decisión popular.

Por proyectos de reforma que reúnan dos quintos del total de componentes de la Asamblea General, presentados al Presidente de la misma, los que serán sometidos al plebiscito en la primera elección que se realice.

En ambos casos, el plebiscito será afirmativo si los ciudadanos expresan su voluntad sobre las reformas constitucionales en documento separado y con independencia de las listas de elección.

Actualmente hay actores políticos que trabajan en alcanzar los requisitos necesarios para someter distintas reformas constitucionales ante la ciudadanía en octubre.

Pasos para llevar adelante un plebiscito

Presentación de la iniciativa popular: Debe ser presentada por el 10% de los ciudadanos inscriptos en el Registro Cívico Nacional, con un proyecto articulado que se elevará al Presidente de la Asamblea General.

Si la iniciativa popular es aprobada, el Poder Ejecutivo convocará a elecciones de una Convención Nacional Constituyente que deliberará y resolverá sobre las iniciativas aprobadas, así como sobre las demás que puedan presentarse ante la Convención.

Las reformas constitucionales aprobadas por la Convención Nacional Constituyente deben ser sometidas a la ratificación plebiscitaria en la primera elección que se realice.

Los ciudadanos deben expresar su voluntad sobre las reformas constitucionales en documento separado y con independencia de las listas de elección.

El resultado de un plebiscito no podrá ser vetado por el Poder Ejecutivo y entrará en vigencia luego que el electorado exprese su conformidad por mayoría absoluta (50% más uno) de los votos emitidos.

Telenoche | ¡Suscríbete a nuestro Newsletter!

¡Suscríbete a nuestro Newsletter!

Suscríbete y recibe todas las mañanas en tu correo lo más importante sobre Uruguay y el mundo.

SUSCRÍBETE

Te Puede Interesar