Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a Telenoche. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE
Caballos

ONG Santuario Primitivo sale al rescate de caballos

"No creo que cambiemos el planeta con esto, pero es la cuota parte que nos toca", dijo el fundador de la ONG, Juan Pablo Pío

27 de diciembre de 2022 - 11:30

"No creo que cambiemos el planeta con esto, pero es la cuota parte que nos toca", dice a AFP Juan Pablo Pío en su casa de campo de Pan de Azúcar, donde entre una variopinta colección de animales pastan con tranquilidad cuatro caballos que sin saberlo torcieron su fortuna.

La ONG Santuarios Primitivo los compró y bajó de un camión que marchaba rumbo a uno de los tres frigoríficos habilitados en Uruguay para faenar equinos, actividad que aumentó más de 60% en 2021 para exportar a países que consumen carne de caballo, con Bélgica, Francia y Japón entre los principales destinos.

"Le cambiamos la vida al animal, pero el animal también nos cambia la vida a nosotros", agrega Pío, uno de los primeros adoptantes de caballos rescatados por la organización fundada por Pablo Amorín y Martín Erro.

Amigos con distintos lazos con el mundo ecuestre, en 2019 crearon la ONG a través de la cual salvaron la vida de 250 caballos, reubicándolos en unas 70 chacras o estancias de particulares a nivel nacional.

Salvar vidas

La primera intención de Primitivo fue comprar los caballos directamente a los frigoríficos. "Pero no nos abrieron las puertas, entonces fuimos al eslabón previo", cuenta Amorín en referencia a las figuras conocidas como "tropilleros", intermediarios que recorren el país acopiando animales descartados para engordarlos y venderlos al matadero, que paga por kilo.

La ONG iguala el precio del frigorífico para "bajar a los animales del camión" con dinero brindado por organizaciones budistas que militan la práctica de "salvar vidas".

"Ellos generan recursos que terminan destinando a diferentes proyectos a nivel internacional que rescatan animales: desde lombrices que van a ser usadas para la pesca, hasta cangrejos o caballos", cuenta Amorín, quien también es practicante del budismo.

Con los caballos a salvo, el segundo paso es reubicarlos en "santuarios" con adoptantes que cumplan las condiciones para cuidar a los animales.

El perfil de las voluntarios es variado, pero Erro señala que hay muchas personas "de ciudad", propietarios de campos pequeños no productivos, que buscan "conexión con la naturaleza".

La manutención del equino queda a cargo del adoptante, pero Primitivo les exige no comercializarlos ni sacar una renta basada en su explotación.

Se intenta además "hacer un buen match" entre la personalidad del caballo y el adoptante, ya que pueden tener casi dos décadas de vínculo; los caballos rescatados tienen un promedio de 15 años, sobre 30 años de expectativa de vida.

Con información de AFP

Telenoche | ¡Suscríbete a nuestro Newsletter!

¡Suscríbete a nuestro Newsletter!

Suscríbete y recibe todas las mañanas en tu correo lo más importante sobre Uruguay y el mundo.

SUSCRÍBETE

Te Puede Interesar