Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a Telenoche. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE
"Santo y Seña"

Sebastián Marset tiene "temor y respeto a Dios; miedo a nada"

El narcotraficante uruguayo dijo que nunca estuvo metido en un equipo de fútbol por lavar dinero sino porque es su pasión.

3 de diciembre de 2023 - 21:09

El narcotraficante uruguayo Sebastián Marset dijo en el programa "Santo y Seña" de Canal 4 que no le tiene miedo a nada, solo temor y respeto a Dios.

Ante la pregunta de la periodista Patricia Martín de si le tiene miedo a algo, Marset contestó: "Temor y respeto, a Dios. Miedo a nada".

Soy de mucha fe. Creo que Dios siempre me ha ayudado y que aunque me han pasado cosas que en su momento creí que eran cosas duras o difíciles, siempre fue Dios sacándome un lugar y poniéndome en otro, cuidándome. Soy de mucha fe. Creo que Dios siempre me ha ayudado y que aunque me han pasado cosas que en su momento creí que eran cosas duras o difíciles, siempre fue Dios sacándome un lugar y poniéndome en otro, cuidándome.

¿Crees que entonces es parte del destino a que tu vida sea esto?, preguntó Martín y Marset respondió: "Sí, creo que sí".

Marset y el fútbol

Además de ser creyente, Marset es un apasionado del fútbol, hincha de Nacional de Uruguay y mientras vivió, tanto en Paraguay como en Bolivia, jugó en cuadros profesionales.

"Me gusta mucho el fútbol, soy apasionado por el fútbol", afirmó el narcotraficante.

Nunca estuve metido en un equipo de fútbol por lavar dinero. Lo mío es pasión por el fútbol. Me gusta mucho. Nunca estuve metido en un equipo de fútbol por lavar dinero. Lo mío es pasión por el fútbol. Me gusta mucho.

¿Qué significa la familia para Sebastián Marset?

"Para mí está Dios y la familia, después todo el resto y yo muero por mis hijos, por mi mujer, por mi familia, por mi madre, por todo, hoy por hoy no puedo estar cerca de mi madre, de mi padre, a veces uno necesita un abrazo, un te amo, pero mis hijos, mi mujer son mis compañeros de vida, son los que más amo y creo ser un buen padre, un buen compañero, tener una vida de familia", afirmó el narcotraficante.

A mí me gusta la vida de familia. No alcohol, no joda, algún churrasco con amigos, algún asado, una jugada de fútbol, pero más bien paso el tiempo con mi familia en mi casa. Pero si salgo a algún lado, seis, siete de la tarde, estoy adentro de mi casa con mis hijos, con mi señora. Muy tranquilo. A mí me gusta la vida de familia. No alcohol, no joda, algún churrasco con amigos, algún asado, una jugada de fútbol, pero más bien paso el tiempo con mi familia en mi casa. Pero si salgo a algún lado, seis, siete de la tarde, estoy adentro de mi casa con mis hijos, con mi señora. Muy tranquilo.

"Se extraña el país de uno, siempre. Se extraña, no sé, un fútbol con amigos de ya años atrás, un asado el fin de semana con la familia, cosas así que se han perdido uno por el mundo, de un país al otro y al otro y al otro", contó Marset.

Confió que ha "juntado en algún momento toda la familia, pero es difícil".

"No podemos vivir una vida normal, pero mis hijos son súper felices", pese a que no pueden ir al colegio, agregó.

Telenoche | ¡Suscríbete a nuestro Newsletter!

¡Suscríbete a nuestro Newsletter!

Suscríbete y recibe todas las mañanas en tu correo lo más importante sobre Uruguay y el mundo.

SUSCRÍBETE

Te Puede Interesar