Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a Telenoche. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE
ELECCIONES

Desinformación: un problema recurrente en campañas de Brasil

La desinformación es un fenómeno persistente en las campañas electorales de Brasil que tienen a Bolsonaro y Lula como grandes protagonistas.

1 de julio de 2022 - 11:59

A tres meses de las elecciones presidenciales en Brasil, la desinformación sobre los candidatos archirrivales Jair Bolsonaro y Luiz Inácio Lula da Silva inunda las redes sociales, desvirtuando el debate político.

Desde inicios de este año, el número de noticias falsas o engañosas verificadas por la AFP en relación a la disputa electoral fue en aumento y se más que cuadruplicó de enero a junio.

"Los contenidos sobre las elecciones pasaron a ocupar ese espacio [antes dominado por la pandemia de covid-19], ganando preponderancia", señala Sérgio Lüdtke, coordinador de Comprova, un proyecto de verificación colaborativa formado por 42 medios de comunicación, incluida la AFP.

Se trata de una tendencia que en 2022 adquiere nuevos matices, con nuevas redes sociales y una desinformación cada vez más compleja Se trata de una tendencia que en 2022 adquiere nuevos matices, con nuevas redes sociales y una desinformación cada vez más compleja

"La pandemia probablemente fue un periodo de prueba para estos grupos" que comparten desinformación, "lo que terminó convirtiéndola en un asunto político", indicó Lüdtke.

La desinformación adquirió con el covid-19 "una nueva forma que permea la política, la economía y la ciencia", coincide Joyce Souza, especialista en Comunicación Digital de la Universidad de Sao Paulo.

Los contenidos sobre los comicios viralizados se centran principalmente en la desconfianza en el sistema electoral, planteando dudas sobre las encuestas y la votación electrónica.

Esta última se implementa en todo el país desde 2000 con el objetivo de evitar el fraude, algo que ha puesto en duda -sin pruebas- el presidente Jair Bolsonaro, quien aboga por la impresión de los votos, con contaje público.

El propio mandatario también es foco de desinformación, así como el expresidente izquierdista Lula (2003-2010).

El último sondeo del 23 de junio del instituto Datafolha otorga 47% de la intención de voto a Lula y 28% a Bolsonaro en la primera vuelta del 2 de octubre.

Desde las elecciones de 2018, algunas plataformas ganaron popularidad entre los brasileños, como Telegram y las aplicaciones de video TikTok y Kwai, que permiten difundir contenido visual velozmente, con ediciones simples.

Sucedió con un video que parecía mostrar a los hinchas de la selección brasileña gritando "Lula, ladrón" en un estadio repleto.

Las imágenes fueron vistas más de 100.000 veces en solo una de las publicaciones, que preguntaba: "¿Este es el líder de las encuestas?".

Pero el video difundido por seguidores de Bolsonaro tenía el audio adulterado con una herramienta de edición de TikTok.

Para Ferrari, este tipo de uso de TikTok es uno de los sellos distintivos de la ola de desinformación actual, ya que las acusaciones adquieren apariencia de entretenimiento.

Como un virus, el fake contamina los oídos, distorsiona la visión, se instala en la mente y se esconde en la risa del meme, que siendo tan inofensivo termina siendo un vector de transmisión de desinformación

El Tribunal Superior Electoral indicó en un documento reciente que "la información falsa o descontextualizada afecta los juicios de valor, haciendo que las personas decidan en base a percepciones erróneas de la realidad".

Telenoche | ¡Suscríbete a nuestro Newsletter!

¡Suscríbete a nuestro Newsletter!

Suscríbete y recibe todas las mañanas en tu correo lo más importante sobre Uruguay y el mundo.

SUSCRÍBETE

Te Puede Interesar