Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a Telenoche. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE
ciencia

¿Qué significa "Eppur si muove", la frase que usó Salinas para defender la vacunación?

El ministro de Salud Pública tituló su carta en defensa a las vacunas contra el COVID-19 con una frase que Galileo Galilei habría utilizado ante los inquisidores.

7 de julio de 2022 - 16:27

El ministro de Salud Pública, Daniel Salinas, tituló la carta abierta que escribió a la ciudadanía para defender la vacunación contra el COVID-19 a niños menores de 13 años como “Eppur si muove”, una referencia al juicio al que Galileo Galilei enfrentó contra los inquisidores.

Pero ¿qué significa esta frase en latín? El astrónomo italiano defendió el modelo la teoría heliocentrista desarrollada por Nicolás Copérnico un siglo antes, según la cual la Tierra es la que gira alrededor del Sol y no el Sol alrededor de la Tierra, y usó la la lógica matemática para formular la ley de la caída de los cuerpos, las leyes del movimiento de los proyectiles y la ley del péndulo.

Sin embargo, la Iglesia Católica no respondió bien a los argumentos de que la Tierra no era el centro del universo y el 22 de Junio de 1633 el astrónomo debió comparecer en una sala del convento dominico de Santa María Sopra Minerva en Roma ante un grupo de inquisidores para renegar de su teoría.

“Después de haber sido jurídicamente intimado para que abandonase la falsa opinión de que el Sol es el centro del universo y que no se mueve y que la Tierra no es el centro del universo y se mueve, y que no podía mantener, defender o enseñar de ninguna forma, ni de viva voz ni por escrito, la mencionada falsa doctrina, y después de que se me comunicó que la tal doctrina es contraria a la Sagrada Escritura, escribí y di a la imprenta un libro en el que trato de la mencionada doctrina perniciosa y aporto razones con mucha eficacia a favor de ella sin aportar ninguna solución, soy juzgado por este Santo Oficio vehementemente sospechoso de herejía, es decir, de haber mantenido y creído que el Sol es el centro del universo e inmóvil, y que la Tierra no es el centro y se mueve”, expresó el científico.

“Por lo tanto, como quiero levantar de la mente de las Eminencias y de todos los fieles cristianos esta vehemente sospecha que justamente se ha concebido de mí, con el corazón sincero y fe no fingida, abjuro, maldigo y detesto los mencionados errores y herejías y, en general, de todos y cada uno de los otros errores, herejías y sectas contrarias a la Santa Iglesia. Y juro que en el futuro nunca diré ni afirmaré, de viva voz o por escrito, cosas tales que por ellas se pueda sospechar de mí; y que si conozco a algún hereje o sospechoso de herejía, lo denunciaré a este Santo Oficio o al Inquisidor u Ordinario del lugar en que me encuentre”, sentenció.

Sin embargo, según cuenta la leyenda Galilei expresó unas últimas palabras, casi en un susurro para que los inquisidores no lo escuchasen: “Eppur si muove” (“y sin embargo se mueve”).

La Iglesia consiguió que el científico se retractara y lo condenó a cumplir arresto domiciliario hasta su muerte. No fue hasta después de 359 años, cuatro meses y nueve días hasta que el Papa Juan Pablo II se disculpara por la sentencia y rehabilitara al filósofo y matemático.

Telenoche | ¡Suscríbete a nuestro Newsletter!

¡Suscríbete a nuestro Newsletter!

Suscríbete y recibe todas las mañanas en tu correo lo más importante sobre Uruguay y el mundo.

SUSCRÍBETE

Te Puede Interesar