Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a Telenoche. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE
Las Toscas

Así fue el homicidio del amigo de Sebastián Marset

Alfredo Rondán fue asesinado en la casa de Las Toscas donde Sebastián Marset vivía con su esposa, Gianina García Troche.

1 de diciembre de 2023 - 09:46

En Uruguay, Sebastián Marset no tiene causas abiertas. Sin embargo, Fiscalía General de la Nación inició una investigación interna tras conocerse irregularidades en el caso del homicidio de Alfredo Rondán, un amigo de la infancia de Marset.

El audio de su declaración de más de una hora desapareció y fuentes del caso aseguraron a Telenoche que en esa instancia Marset afirmó ante Fiscalía que era informante de la Brigada Antinarcóticos.

Marset y Rondán se conocían desde niños, eran compañeros de escuela. En el invierno de 2018 ambos vivían en la Costa de Oro y estaban en contacto permanente.

Marset venía de cumplir una condena de prisión por tráfico de estupefacientes. En la noche del 14 de agosto de 2018, Rondán estaba en su casa de Neptunia con su pareja y su cuñado, Fabián Hernández.

Después de cenar, Rondán empezó a conversar por WhatsApp con Marset.

Luego le pidió a su cuñado que lo acompañara hasta la casa que Marset alquilaba con su esposa en el balneario Las Toscas.

Llegaron cerca de las 21:30, la misma hora a la que arrancaba un partido entre Nacional y Sol de América por la Copa Sudamericana.

Hernández, testigo principal del caso, contó a la Policía que su cuñado se bajó del auto y caminó hacia la parte trasera de la vivienda. De repente, sintió un ruido fuerte, una especie de estruendo.

Logró divisar la figura de una persona delgada, de 1,70 metros de altura, que efectuó varios disparos contra Rondán. Sin embargo, no pudo distinguir su cara.

A pesar de que Hernández logró trasladar a Rondán a la policlínica de Parque del Plata, media hora más tarde su cuñado falleció.

Del lugar la Policía incautó proyectiles, dos notebook, celulares, marihuana y objetos personales de la familia Marset.

Un vecino aseguró a la Policía que tenía filmaciones de cámaras de videovigilancia con los movimientos del Peugeot 208 blanco.

Ese material, sin embargo, nunca se incorporó a la carpeta judicial.

También declaró como testigo la dueña del apartamento que alquilaba Marset. En la casa, según contó, vivían Marset, su pareja Gianina García Troche y los dos hijos de ambos.

“Todas las circunstancias colocaban a Marset en el lugar en que fuera ultimado Rondán”, concluyó dos días después la fiscal Darviña Viera al formalizar la investigación contra Marset por el delito de homicidio.

Telenoche | ¡Suscríbete a nuestro Newsletter!

¡Suscríbete a nuestro Newsletter!

Suscríbete y recibe todas las mañanas en tu correo lo más importante sobre Uruguay y el mundo.

SUSCRÍBETE

Te Puede Interesar