La Constitución de Estados Unidos garantiza la ciudadanía automática a cualquier persona nacida en territorio estadounidense./AFP

Compartí con nosotros tus comentarios