El Centro estatal de investigación Vektor, en Siberia, trabaja en otra vacuna./AFP

Compartí con nosotros tus comentarios