google.com, pub-8304629578620958, DIRECT, f08c47fec0942fa0

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a Telenoche. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE
Reino Unido

La primera ministra británica Liz Truss anunció su dimisión

"Dada la situación, no puedo cumplir con el mandato para el cual fui elegida", declaró Liz Truss a 45 días de ser designada como primera ministra.

20 de octubre de 2022 - 10:34

La primera ministra británica Liz Truss anunció el jueves su dimisión al Partido Conservador apenas seis semanas después de llegar al poder, acorralada por sus propias filas al día siguiente de una jornada catastrófica para su gobierno.

"Dada la situación, no puedo cumplir con el mandato para el cual fui elegida por el Partido Conservador", declaró Truss, que se convirtió en la jefa del gobierno británico que menos tiempo pasó al mando del ejecutivo.

Un nuevo proceso de votación interna de los conservadores se organizará "de aquí al final de la próxima semana" para elegir al nuevo primer ministro, precisó Truss, de 47 años.

El anuncio se produjo tan solo unos momentos después de que su portavoz asegurara que la mandataria no tenía previsto dejar el cargo y que seguía trabajando con el ministro de Finanzas Jeremy Hunt para presentar un plan económico.

Sin embargo, Truss se reunió a media mañana con el diputado que encabeza el poderoso Comité 1922, encargado de la organización interna del Partido Conservador, y por ende, de un posible procedimiento de sucesión.

La primera ministra se enfrentaba a la rebelión entre sus filas y desde el miércoles, más de una decena de diputados conservadores habían pedido su renuncia.

"Liz Truss debe irse lo más pronto posible", sentenció en una tribuna del Daily Telegraph David Frost, que le había brindado un fuerte apoyo.

La popularidad de Truss cayó en picado después de que diera un giro radical y abandonara su paquete de medidas económicas, que incluía recortes de impuestos masivos y un colosal apoyo a las facturas energéticas, dos cuestiones que hicieron temer un descalabro en las cuentas públicas.

El miércoles, Truss sufrió un nuevo revés con la dimisión de su ministra de Interior, Suella Bravermam. Su renuncia se sumó a la destitución, el 14 de octubre, del entonces ministro de Finanzas, Kwasi Kwarteng.

Aunque Truss aseguró que era una "luchadora" y no "alguien que abandona", su cargo pendía de un hilo.

- Elecciones generales inmediatas -

Los conservadores decidieron evitar comicios generales y volverán a iniciar un proceso de elección interna para designar al quinto primer ministro desde que los británicos votaron por el Brexit (la salida de la unión Europea) en 2016.

El anterior proceso de selección tuvo lugar en el verano boreal, tras la dimisión de Boris Johnson, acorralado por una serie de escándalos.

Entre los posibles sucesores se menciona a Rishi Sunak, Jeremy Hunt, Penny Mordaunt y al propio Johnson.

El jefe de la oposición laborista, Keir Starmer, pidió la celebración inmediata de elecciones generales anticipadas, sin esperar el fin de la legislatura a finales de 2024 o inicios de 2025.

Los conservadores están "faltando a su deber patriótico básico de dejar al pueblo británico al margen de sus patéticas disputas", afirmó en la mañana Starmer ante el Congreso de Sindicatos (TUC).

El país está sumido en una grave crisis económica y la inflación alcanzó el 10,1% en septiembre, la más alta en 40 años.

Considerada del ala dura del partido, Braverman fue reemplazada horas después por Grant Shapps, exministro de Transporte con Johnson y apoyo de Rishi Sunak (el otro candidato a liderar a los Tories que perdió frente a Truss).

La jornada del miércoles se convirtió en un drama para el gobierno de Truss con la dimisión de la ministra del Interior, Suella Braverman, considerada del ala dura del partido.

Braverman alegó como motivo para su dimisión haber usado su cuenta de correo personal para enviar un documento oficial, pero en su cart de renuncia criticó la política migratoria de Truss.

La jornada se complicó aún más en el Parlamento cuando algunos diputados de la mayoría se negaron a apoyar el fin de la moratoria sobre la fracturación hidráulica, una controvertida técnica para producir gas de esquisto. AFP

Telenoche | ¡Suscríbete a nuestro Newsletter!

¡Suscríbete a nuestro Newsletter!

Suscríbete y recibe todas las mañanas en tu correo lo más importante sobre Uruguay y el mundo.

SUSCRÍBETE

Te Puede Interesar