Todos los que se hicieron presentes el sábado habían reservado sus entradas, requisito de Disney para controlar la cantidad de personas en el parque./AFP

Compartí con nosotros tus comentarios