Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a Telenoche. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE
8 AM

Cómo hacer la maniobra de Heimlich para salvar a un bebé en caso de un episodio de sofocación

Repasamos cómo y cuándo debe aplicarse la maniobra de Heimlich específica para lactantes menores de un año.

20 de mayo de 2024 - 10:28

Los episodios de sofocación en bebés menores de un año son comunes, puesto que los pequeños están en pleno proceso de aprender a deglutir, tragar y así alimentarse.

Por eso Yonathan Cuña, licenciado en enfermería especializado en neonatología, nos acompañó en 8 AM para explicar cuál es la maniobra de Heimlich apropiada para este grupo etario.

Debemos tener en cuenta que debe aplicarse cuando el bebé no tose, ni tiene reflejo de arcada. La tos es, en cierto sentido, una buena señal, porque implica que hay pasaje de aire. Si el niño tose, hay que simplemente observarlo para ver si puede resolver solo el atore.

En caso de que no tosa, es cuando se debe aplicar la maniobra:

1. Lo colocamos boca abajo, sostenido por nuestro brazo, y le ponemos el dedo pulgar y el dedo índice en el maxilar inferior, de manera de permitir la abertura bucal. No debe girarse el cuello del niño.

2. El cuerpo debe estar inclinado hacia adelante, para que la gravedad juegue a favor en el proceso.

3. Con el niño de espaldas, trazamos una línea imaginaria entre las axilar para ubicar el esófago. Allí damos un golpe firme con la base de nuestro puño.

4. Damos vuelta al niño para observar si la maniobra resultó efectiva. Si el niño comienza a toser, se lo mantiene incorporado para que pueda terminar de expulsar aquello que estuviera obstruyendo sus vías respiratorias.

5. Si el niño no responde, el proceso se repite cuatro o cinco veces. Pasados un par de minutos, se debe comenzar de inmediato con el mensaje cardíaco para permitir la oxigenación del cerebro mientras llega la emergencia médica a dar asistencia profesional.

6. Con el niño boca arriba, apoyado sobre la pierna, pero manteniendo la inclinación del cuerpo hacia abajo, debemos colocar dos dedos justo debajo de la línea del pezón sobre el esternón del bebé y darle cinco compresiones rápidas de pecho.

7. Repetir el proceso de cinco golpes en la espalda y cinco compresiones de pecho hasta que el objetivo salga expulsado o llegue la emergencia médica.

Observá la maniobra de Heimlich en el video:

Embed
Telenoche | ¡Suscríbete a nuestro Newsletter!

¡Suscríbete a nuestro Newsletter!

Suscríbete y recibe todas las mañanas en tu correo lo más importante sobre Uruguay y el mundo.

SUSCRÍBETE

Te Puede Interesar