Por la crisis de ese país, desde 2015, aquellos uruguayos que vivían en Venezuela o los venezolanos que emigrarn a Uruguay, no cobran su pensión.