Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a Telenoche. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE
TURISMO

Francia impone limitaciones frente a la saturación turística

Con un turismo que recobra poco a poco sus niveles de 2019, varios sitios enfrentan un flujo incontrolable de visitantes.

26 de agosto de 2022 - 15:10

Con la reanudación del turismo, Francia ha puesto en marcha iniciativas para evitar la saturación de algunos sitios, como la obligatoriedad de reservar en puntos de la costa, la imposición de cuotas diarias de visitantes o incluso la "antipublicidad".

La acción más mediatizada fue la limitación por primera vez este verano de la frecuentación de las Calanques de Marsella en el Mediterráneo, un lugar de biodiversidad marina privilegiada, por medio de reservas obligatorias.

Con un turismo que recobra poco a poco sus niveles de 2019, varios sitios enfrentan un flujo incontrolable de visitantes y aplican técnicas que se pensaba hasta ahora reservadas a ciudades como Venecia o Barcelona.

El éxito, a veces efímero, de algunos lugares fue propulsado por guías turísticas, películas populares e influenciadores digitales.

Para enfrentar el "turismo exagerado" hay "dos soluciones", dice a la AFP el antropólogo Jean-Didier Urbain: "la prohibición o la regulación".

La prohibición pura y simple de un sitio como lo fue Maya Bay en Tailandia, víctima del éxito de la película "La playa", con Leonardo DiCaprio, no figura aún en la agenda en Francia.

La reglamentación puede adoptar diferentes formas, empezando por las reservas obligatorias.

"Los museos fueron los primeros en adoptar ese tipo de regulación", subraya Urbain. "Y esto está entrando en las costumbres, nos dirigimos a este tipo de cosas".

La Compañía de los Alpes, propietaria de los parques de atracciones Astérix y Futuroscope, está probando en sus parques en el extranjero el sistema de reservas obligatorias, al tiempo que en Francia ha observado un aumento del 20% en la afluencia este año en comparación con 2019, indicó a la AFP su director François Fassier.

La regulación puede también hacerse bajo forma de cuotas.

La isla de Porquerolles, en el sur de Francia, instauró desde julio de 2021 un límite de 6.000 visitantes diarios.

La isla de Bréhat, en Bretaña (noroeste), que recibe ciertos días de verano en sus 3 km² más de 5.000 personas cuando sólo cuenta con 400 habitantes en tiempo normal, no ha instaurado aún cuotas pero empezó a contar a sus visitantes y medir su impacto este verano.

"Antipublicidad"

"Se practica también la disuasión con el nuevo término 'desmarketización', que desaconseja ir ciertos días" a algún lugar, señala Jean-Didier Urbain.

El municipio de Crozon, también en Bretaña, cuenta con 7.600 habitantes en invierno pero alberga 30.000 en verano y trata en vano de disuadir a los turistas de viajar a una cala considerada como una de las más bellas playas de Europa y que hoy está cerrada al público.

El alcalde Patrick Berthelot dijo en 2021 a la AFP que hace "antipublicidad" para la playa.

Otra solución, agrega, es la "dispersión", con "una desconcentración espacial que diversifica los lugares de atracción o la desconcentración temporal".

Le Red de Grandes Sitios de Francia, que reúne espacios turísticos como el Monte Saint Michel, promueve visitas fuera de temporada y circuitos paralelos en otros sitios menos concurridos.

Recuperación mundial

La Organización Mundial del Turismo (OMT) eligió como tema "Repensar el turismo" para su jornada mundial a fines de septiembre.

La entidad constata un "fuerte repunte" del sector en los cinco primeros meses del año, liderada por Europa con un aumento del 350% de las llegadas internacionales respecto al mismo periodo de 2021, y América (+112%). AFP

Telenoche | ¡Suscríbete a nuestro Newsletter!

¡Suscríbete a nuestro Newsletter!

Suscríbete y recibe todas las mañanas en tu correo lo más importante sobre Uruguay y el mundo.

SUSCRÍBETE

Te Puede Interesar