Un brasileño captó el momento en que una serie de hormigas se unieron para crear entre ellas  un puente colgante y así saquear el nido de avispas.