En lugar de etiquetar al mandatario estadounidense, el presidente de Brasil etiquetó a una cuenta no oficial.