Un video del presidente de EE.UU. bailando en traje amarillo en medio de personas disfrazadas de pollos recorre el mundo.