A sus 10 años, Arya Permana pesaba cerca de 200 kilogramos. Ahora quiere ser futbolista.