El jubilado inició a principios de noviembre una batalla judicial en un tribunal de la ciudad holandesa de Arnhem.