Salvador Villas Boas, de 51 años, enfrentó un fuerte oleaje en las aguas de Nazaré, en Portugal.