El protagonista de los hechos solucionó la confusión, pero aún no ha recibido la prenda que compró.