A pesar de que parece una combinación de caracteres aleatoria, es una de las más vulnerables a la fuga de datos. Y los expertos explican el porqué.