Muchas personas comparten en redes sociales imágenes de su ropa endurecida a causa de las gélidas temperaturas.