Esos primates mostraron una actividad cerebral y un desarrollo diferentes al de sus semejantes del grupo de control.