Un camión de caudales perdió una suma estimada en 175.000 dólares cuando una de sus puertas se abrió accidentalmente.