Tres 'subibajas' que sobresalen a lado y lado de la barrera entre México y EE.UU. hacen jugar juntos a adultos y niños sin importar pasaporte o visa.