La tormenta ha aumentado su intensidad en las últimas horas y tocará tierra en Florida este miércoles.