El salto fue realizado en el Gran Cañón, en el marco de un evento de caridad para dar acceso a la educación a los niños en los lugares más pobres del planeta.