La especie se ha visto reducida a apenas decenas de miles de individuos en Australia.