El recién nacido estuvo en cuidados intensivos durante meses hasta que su peso alcanzó los 3,2 kilos.