No tenía idea de que estaba embarazada hasta dos semanas antes del parto de su primer hijo.