Se trata de un pequeño hueso en la rodilla cuya función es desconocida para la ciencia. Ahora es 3 veces más común en los humanos que hace 100 años.