"Hallar agua en un mundo potencialmente habitable (...) nos acerca a la respuesta a la pregunta fundamental: ¿la Tierra es única?", se felicitó Angelos Tsiaras, del University College de Londres y coautor del estudio.