Científicos de EE.UU. crearon el material a partir de la descomposición de las moléculas.