La máquina se encarga de todo el proceso de producción; desde la fermentación a la carbonización y el envejecimiento.