Las propiedades antiinflamatorias halladas podrían contribuir a mejorar los síntomas de enfermedades como el cáncer o la artritis, entre otras.