"El corned beef era un plato que a los soldados que estaban en la guerra les daba juego, porque tiene muchas calorías, grasas, proteínas", detalló el cocinero de La Tomasa.