El presidente tuvo “una muy buena evolución”, indicó su médico, Mario Zelarayán, a Canal 10.