El mandatario seguirá con su trabajo habitual.