La familia de la víctima secuestró al hermano menor del atrincherado para que libere a las personas en la peluquería. La denuncia policial indica que el joven fue llevado "a punta de pistola", este, mientras tanto, niega haber sido secuestrado.