El postre que hizo su madre contenía psicofármacos y cocaína.