El grupo etario más afectado por este tipo de muerte son los mayores de 70 años.