Las personas contratadas para trabajar con niños o adolescentes deberán presentar un certificado que indique que no tienen antecedentes.