Tres delincuentes ingresaron armados a una carnicería y la persecución policial terminó con uno de ellos abatido.