El caso, que ocurrió en Cerro Largo, venía siendo investigado desde el año 2016.