Así lo afirmó el médico personal del presidente Tabaré Vázquez, Mario Zelarayán.