El tratamiento de salud al que se somete el presidente limita sus viajes al exterior.