Viven en "El Dorado" y denuncian constantes amenazas y ataques de parte de un grupo de jóvenes. Sospechan que querrían quedarse con la vivienda.