La pequeña ingresó en el Hospital con múltiples fracturas y un hematoma en la cara. Su madre dijo que le pegaba desde que nació porque se desbordaba.