La víctima, de 19 años, no sabía nadar.