El padrastro del niño que falleció el sábado en La Paloma era un hombre violento, según los familiares de la madre.